Blogia
Blog del Padre Mario Ortega

El cristiano llama Padre a Dios, ésta es la diferencia

El cristiano llama Padre a Dios, ésta es la diferencia

El Evangelio del Domingo XVII del tiempo ordinario nos muestra a Jesús enseñando a sus discípulos a orar, les enseña cómo dirigirse a Dios. Nos une de tal modo a Él mismo que, como Él, podemos llamar Padre a Dios. Este es la originalidad primordial de la religión cristiana. ¿Cómo van a ser todas las religiones iguales, si ninguna otra se dirige a Dios llamándolo PADRE, más aún PAPÁ (Abba)? La vida cristiana es unirse sacramental y vivencialmente a Cristo, de modo que con Él podamos mirar a Dios y decirle: PADRE. Si soy consciente de esto que digo, inmediatamente surgirá en en mí la convicción de ser HIJO y todo lo que esta relación lleva consigo: amor, perdón, confianza, seguridad.

La vida cristiana, perdonadme la expresión, es lo mejor que hay. Lo más grande que se puede imaginar. ¿Puedes imaginar una grandeza mayor para ti que la de llamar al Dios infinito PADRE? ¿Te das cuenta de lo maravilloso que es dirigirte a Dios diciéndole: "aquí tienes a tu hijo"; y lo consolador que será decirle esto mismo a Dios cuando nos llegue la muerte y nos presentemos ante Él: "aquí estoy yo, tu hijo"? Piensa en esto continuamente, vive anclado en esta verdad, ya que esta es la clave de tu vida cristiana, lo realmente original del Evangelio. pmariost@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres